nuevo

 Se está desarrollando en los cursos 3º y 4º de Educación Primaria un taller sobre el reciclado del vidrio. El objetivo es concienciarnos de las circunstancias medioambientales ante las que se encuentra el planeta Tierra y la responsabilidad que tenemos todos en su cuidado y conservación.

 

reciclado6

Los alumnos y alumnas han podido conocer que reciclar es fácil y que su colaboración es imprescindible para que se pueda llevar a cabo un correcto reciclado. Se trata de separar en casa, en diferentes cubos y bolsas, los distintos componentes de nuestra basura para depositarlos posteriormente en los contenedores adecuados.

Para ello, cerca de nuestros domicilios contamos con:
- Un contenedor verde para el vidrio (botellas, frascos y tarros)
- Un contenedor azul para envases de cartón, papel, periódicos y revistas.
- Un contenedor amarrillo para los envases de plástico, los de tipo brick y latas.
- El resto se depositará en el contenedor ya existente (gris o marrón)

¿Qué va al contenedor verde?
Los contenedores verdes de vidrio situados en las calles sirven para recoger únicamente los envases de vidrio (tarros, frascos y botellas) que todos consumimos. Hay otros materiales, como pueden ser la cerámica u otros tipos de vidrio (vasos, cristales de ventanas, etc.), que al tener una composición distinta a la del vidrio de los envases, deben ser depositados en los puntos limpios de los pueblos y ciudades.

Beneficios para el medio ambiente
Con un simple gesto, separando los envases de vidrio:

1. Reduces los residuos que van a parar al vertedero: 3.000 botellas recicladas son 1.000 kilos menos de basura que van al vertedero.

2. Reduces la contaminación del aire: La contaminación del aire se reduce un 20%, ya que se quema menos combustible para fabricar nuevos envases y, además, se reduce la producción de gases en la fundición.

3. Ahorras energía: Gracias al ahorro de la energía que se consigue con el reciclado de 4 botellas de vidrio, lograríamos que un frigorífico funcionara un día completo. Esto se debe a que la temperatura necesaria para fundir el calcín es menor a la exigida para fundir las materias primas originales.

4. Ahorras materias primas: Reciclando 3.000 botellas se ahorran 1,2 toneladas de materias primas, reduciendo así la erosión de tierra por extracción.