nuevo

musica-lecturaLas primeras historias que le llegan a un bebé se transmiten habitualmente en forma de canción. Lectura y música, sonidos y letras, mantienen estrechas conexiones que pueden favorecer de una forma lúdica la práctica de la pronunciación y la entonación, la adquisición de aprendizajes significativos a través de la repetición y el ritmo, el desarrollo de la memoria y la creatividad; así como facilitar la transmisión del folclore para recuperar y compartir tradiciones.

El Laboratorio de la Lectura (Lectura Lab) de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez nos ofrece muchas posibilidades.

Algunas propuestas...

  • Narrar historias en las que los ritmos y los sonidos formen parte del texto (onomatopeyas, por ejemplo) o puedan sumarse (ejemplo: "se abrió la puerta y se escuchó una melodía..."; a continuación el narrador tararea la música), de tal forma que realcen o sustituyan a la palabra.
  •  
  • Poner distintos ritmos a poemas o historias rimadas para convertir la poesía en canción y enriquecer la experiencia lectora.
  •  
  • Imaginar la banda sonora de una historia y recopilar temas musicales para escucharlos en paralelo a la lectura.
  •  
  • Recopilar por escrito, en papel o en soporte digital, canciones y otras composiciones en un cancionero personalizado, que puede ilustrarse con dibujos o imágenes para complementar el lenguaje musical y literario con el visual.

Volvemos a traer a nuestra página un simpatico cuento que nos muestra como el relato escrito y los ritmos musicales pueden combinarse con un resultado realmente llamativo.

Os contamos Tuk es Tuk en versión rap. Disfrutadlo.