Nos hacemos eco de la ponecia impartida por Ramón Bilbao titulada "El cerebro de nuestros hijos". En la misma brinda cuatro ideas fundamentales para ayudar a nuestros hijos a cuidar su cerebro. El amor, que no debemos confundir con la sobreprotección, el ejercicio físico para oxigenar bien el cerebro, la nutrición neurosalusable y la gestión del estrés y el autocontrol. Considera que si enseñamos a cuidar el cerebro tendremos hijos más felices. “Si queremos hijos felices hay que enseñarles a navegar en tempestades”